Pelea de Rosón y Mas camino del Angliru

image
Posted On:11.22.2017

La etapa reina de la Vuelta a España volvió a tener a corredores de Caja Rural-Seguros RGA luchando en la escapada del día. Fue el turno de Jaime Rosón y Lluís Mas, que se vaciaron encima de la bicicleta para conseguir un buen resultado. David Arroyo estuvo a punto de entrar también, pero una caída sin consecuencias le privó de hacer camino por delante. El mejor hombre del conjunto navarro en meta fue el australiano Nick Schultz a cinco minutos y veintitrés segundos de Alberto Contador (TFS), vencedor en solitario. Además, en la clasificación por escuadras se confirma la octava posición tras el buen trabajo de los nueve corredores, que han conseguido llegar a la última etapa de Madrid.

La etapa salió marcada por unas condiciones climatológicas adversas, con lluvia y viento, que le puso un punto más de dureza a la ya marcada. La escapada del día se formó a los pocos kilómetros, con dieciocho hombres -con Mas y Rosón- que desde el principio vieron que el pelotón no estaba por la labor de renunciar a la victoria de etapa. Sobre todo el conjunto Trek-Segafredo, que se puso en punta de lanza para mantener a raya las aspiraciones de los aventureros.

Las rampas de La Cobertoria propiciaron la primera selección en el grupo cabecero, dejando las primeras víctimas entre las que estaba el balear Lluís Mas. Por su parte, Rosón lograba aguantar en cabeza hasta que en el Cordal tuvo que ceder ante los continuos cambios de ritmo. Ya en el Angliru, la etapa era cosa de los hombres fuertes de la general, que fueron llegando a meta en grupos pequeños, fruto de la tremenda dureza del gran coloso asturiano.

Mañana domingo termina esta edición de la Vuelta a España con 117,6 kilómetros de recorrido entre Arroyomolinos y Madrid, marcados por el tradicional circuito por las calles de la capital y su más que probable resolución al sprint.

Jaime Rosón: “Estaba claro que el Trek quería trabajar para un triunfo de Contador, pero nosotros hemos hecho una buena etapa. Era un día de supervivencia y creo que todos hemos salvado bien el día en un día de mucho frío. Yo al principio iba bien, pero luego me he desconcentrado y no he sido capaz de recuperar. No ha sido mi día, pero el balance de la Vuelta es bueno. Me han acompañado las fuerzas todos los días, eso significa que he asimilado bien los esfuerzos del año pasado. Además, la actitud de todo el equipo ha sido muy buena, siempre combativos y dejándonos ver”.