(Español) A ocho segundos de la gloria para rematar una gran semana